Friday, September 25, 2009

Querido Diario

Solamente los que escribimos lo que sentimos entendemos la tranquilidad que puede traer esto. Hoy, despues de meses de sentirme inadecuada, impotente y perdida, escribir exactamente lo que sentia fue lo unico que me hizo sentir que habia recuperado un poco de balance.
Desde que tenia aproximadamente 8a#os de edad, he escrito diarios. No me acuerdo porque empece en primer lugar, pero seguramente fue por la misma razon por la que volvi a hacerlo hoy: porque necesitaba ordenar mis ideas y sentir que tal vez asi, estaba poniendo un poco de orden en una vida que desde que tengo uso de razon, no ha tenido ni pies ni cabeza. Los adultos de mi vida nunca se han comportado como adultos y rara vez conoci a alguien que siguiera la frase que tantas veces escuche salir de la boca de estos: "Predica con el ejemplo".
En una familia que nunca explico las razones por las que ciertas cosas eran como eran y dejaban a los menores en la oscuridad con respecto a muchos temas, mis diarios me permitian escribir preguntas que dejaba guardadas para luego re-leer y darme cuenta de que despues de un tiempo, habia encontrado las respuestas.
Hoy las preguntas son mas complejas y dudo que muchas tengan respuesta. Pero por lo menos al escribir, tengo un poco mas de claridad respecto a lo que me confunde; tal vez no suene logico, pero de cierta manera pongo orden a mi desorden.

5 comments:

paca said...

Hola buen dia,

Cuando empezaba a leerte, dejaste de escribir, que gusto que lo hagas de nuevo, y que bueno que escribir te sirva para ordenar tu ideas.

Ojala sigas escribiendo.

Saludos.

Cl@udette said...

En efecto, aunque las respuestas no llegues pronto, al menos cuando uno plasma lo que siente o lo que te aqueja, pareciera que llega un poco de tranquilidad a tu alma, asi que nunca dejes de escribir, es como una terapia personal y al mismo tiempo al repasar las paginas rememoras aquello que por un momento tal vez has olvidado

Saludos

--=Maverick=-- said...

todo en este mundo tiene una respuesta, solo que aun no sabes como encontrarla (como te pasaba cuando no sabias la respuesta y despues de tiempo la encontrabas)


que bien que volviste a escribir ya se te extrañaba elsa...

Cabrón Insensible said...

Todas esas respuestas pueden alcanzarse mediante la reflexión, aunque hay que tomar en cuenta que ni somos tan complejos ni deberiamos darnos tanta importancia, a veces es mejor limitarse a ser feliz que vivir sumido en conflictos internos y crisis existenciales.

Cuando pienses en tus problemas siempre es mejor ir de lo general a lo particular y no al revés, algo más o menos algo así:

1.- ¿cómo me siento?
2.- ¿por qué me siento así?
3.- ¿qué me llevó a hacerlo?
4.- ¿de dónde vengo?
5.- ¿quién soy?

Te extrañé, mami =/

El Sexy said...

Ya lo has dicho tú, los que escribímos sabemos cómo se siente.

El hecho de escribir cómo te sientes y qué te aqueja, es una labor ardua, que deberíamos de hacer todos; muchos dicen que prefieren dar una carta a decir las cosas de frente; así justamente es con nosotros, a veces no queremos aceptar algunas cosas, pero en cuanto lo escribímos nos enteramos de cosas que quizás no sabíamos.

3 besos